Páginas vistas en total

miércoles, 9 de octubre de 2013

Es hora de ser agradecido.

Al césar lo que es del césar y yo he aprendido mucho  en la red. 

En Abril de 2012, después de un periplo de 30 años trabajando en temas de animación sociocultural, juventud, formación, mujer y prevención de las drogodependencias, tras quedar desencantado un poco de todo y la administración sin pagar sus deudas, decidí parar. Buscar las habichuelas por otro lado, pero no podía dejarme lo que había sido mi trabajo y mi pasión durante tantos años.

Por ello, decidí sumergirme en esto de las redes sociales y lo que ahora se llama ciberanimación para intentar aportar y ver nuevas formas de hacer las cosas.


Si entonces me dicen que al día de hoy tendría más de 40.000 entradas en el blog y casi 2000 seguidores en el twitter específico de esta marca que he inventado,  no me lo hubiera creído. Un año y medio después, con la presencia en estos medios, incluso, me vuelven a llamar desde diversos puntos para retomar algunas de las actuaciones que hacía antes, sobre todo en formación.

Y sí, soy una persona agradecida y he aprendido mucho de gentes diversas y temáticas en las que he profundizado gracias a post, comentarios y tuit.

Gracias a mi amigo José Ángel Martínez (@joseanhel) que fue quien me ayudó al principio a superar mi torpeza con esto del blog, a Sera Sánchez (@serasanchez) que con su reflexiones en su estupendo blog Educador Social en Alaska me hizo plantearme ciertas cosas en temas de servicios sociales; a Noelia Muñoz (@conresortes) y su edusoTV que me trajo frescura en un momento de desesperanza en todo esto; a Pablo García y su blog (@elcasopablo) uno de los primeros en llegar; a Araceli Arellano (@ArellanoAraceli) que me aportó una nueva visión de la discapacidad; A Ricardo Ibarra (@Ricardoibarra84) que aún con mis rémoras, por conocer antiguas gestiones del Consejo de la Juventud de España del que ahora  es presidente, ha demostrado diálogo y conocimiento y no ha tenido reparos en participar varias veces en este blog; a Antonio Alcántara (@antalcantara) que fue uno de los primeros que localicé en twitter y su blog Educación Transformadora el que primero visité; a José González (@josgnzlz) y su blog ineditviable por su persistencia y también porque ha sido uno de los mayores altavoces de lo que a mí se me ocurría escribir; a Jordi Bernabéu (@jordibernabeu) porque sus reflexiones sobre prevención de drogas son más que interesantes y ha contribuido a que recupere mi pasión por este tema; a Jaume Funes (@jaumefunes) y el día que vi que me seguía, después de leer tanto sus textos desde hace más de 20 años y ahora estaba conversando con él en twitter, para mí ya era un premio; A la Asociación Catalana de Profesionales de Políticas de Juventud (@AcPpj) que siempre han respondido a mis reflexiones; a la Asociación de Profesionales de Juventud de la Comunidad Valenciana (@apjcv) que también han dado eco a los post de este blog; a Aranzazu Ibáñez (@aranzazu5) y su blog Cerebro Adolescente con el que comparto tantas cosas; Al Colegio Profesional de Educadores/as Sociales de Andalucía (@copesaeduso) que siempre han mostrado interés por lo que escribo y que han propiciado que vea a estos Colegios Profesionales de otra forma más amable; a Dane García (@DaneGarciaSCQ), a Carmen Carrión (@caordas), a Miguel Pérez (@mignesias), a Ana M. Cruz (@maryanaana) Maite (@lamayem), a Francisco Pérez (@FranMPM) porque todos durante este tiempo siempre han tenido unos minutos para leer y opinar sobre lo que escribo; a Marcos (@mcabezasgo) por hacerme ver que existen profesores universitarios con vocación y ganas en estos temas; a Monserrat Sánchez (@SeraXX) y su blog Educadora Social en Apuros que fue una de las primeras personas que seguí en esto del pajarico; a Alberto Soler (@albertosoler) por premiarme con su sabiduría; a las gentes de Educablog (@educabloguer) por innovar y compartir; a Isabel Guerrero (@sabelitabel) por estar siempre.

Me dejo mucha gente en el tintero, mis disculpas, pero quería aquí reflejar a aquellos que desde el principio de esta historia están ahí, de los que cuando llevas días de no coincidir en twitter te preguntas si les pasará algo.

Nuevos historias, nuevos aprendizajes.

A la mayoría de estas personas no las conozco pero si las viera en cualquier encuentro o seminario no me costaría en absoluto establecer una buena comunicación con ellas, se quienes son. Cuando pasa esto, no hay que hablar de identidad digital ni presencial, sólo de identidad. A veces nos gusta demasiado ponerle nombre a las cosas.

Alguna gente habla perrerías del twitter, yo sólo tengo agradecimiento. Quizás esté relacionado con que a los que sigo son educadores (en su rica y variada gama), profesionales del trato con personas y organizaciones del tercer sector y otros que me gusta lo que dicen y cómo lo dicen. Famosetes no quiero, solo quiero compartir y que compartan, si no para qué serviría esto.

Ojalá pudiera dar las gracias a todos y cada uno de los que han leído algo de lo que he escrito. Creo que a los que la profesión nos ha dado tanto tenemos la obligación de compartirlo, no para que los demás tomen nota, ni sentar cátedra, ni convertirte en un gurú, ni ninguna tontería de ese tipo,  si no porque puedo, quiero y se hacerlo y nadie me lo puede impedir: el placer de compartir.

Ahora pienso que si hubieran puesto en mis manos las herramientas tecnológicas que existen hoy hace 20 años, hubiera hecho maravillas. Es mentira. Lo más seguro es que hubiera hecho lo mismo que muchos hacen ahora: ver esto como una exclusiva herramienta de ocio y de información a secas,  sin alma. El día que sepamos mezclar la tecnología con el gusto de trabajar por las personas, sin duda, será un gran día.


Gracias.

6 comentarios:

  1. A mí no me has nombrado cabronazo y estoy cerca de ti y no vas a saber quién soy.

    Un abrazo anónimo y gracias a tí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás quién eres. Acabo de terminar el post y ya se me han venido un montón de gente a la cabeza. Se que lo sabréis perdonar.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Ya lo decía el refrán que es de buen nacido...

    Un placer estar entre tus agradecimientos, y entre tus seguidores.

    Un lujo poder leerte, aprender y compartir contigo en esto de la web 2.0, y espero seguir mucho tiempo así (aunque encantado también si coincidimos en algún encuentro o jornada)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el post, por tus aportaciones y por todo lo aprendido hasta ahora (que no es poco y no acaba aquí).
    Seguimos en esto de la ciberanimación sumando y creciendo.
    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti y espero que te sigas dando una vuelta por aquí cada vez que quieras.

      Eliminar

Este es un lugar para reflexionar, dialogar y exponer. Utilizalo como tal.