Páginas vistas en total

sábado, 18 de marzo de 2017

Sobre profesionales y responsables públicos de juventud.

En el trayecto Sevilla-Murcia, viniendo de la Jornada Provincial sobre "políticas de juventud a debate",  organizada por la Asociación Provincia Dynámica de Sevilla de profesionales de juventud, el 17 de marzo en el Centro Cívico Las Sirenas, tuve tiempo de sobra de analizar lo que allí había vivido. Además de mi intervención, estuve en dos grupos de trabajo, uno compuesto por concejales/as y otro, por personal técnico de juventud, además de escuchar y participar en las conclusiones, Aquí van mis valoraciones.



1. Mi reconocimiento a Monte, Pepe, Inmaculada, Silvia e Israel por demostrar que hay profesionales de juventud comprometidos/as no sólo con su profesión sino también con sus compañeros y compañeras. Un lujo intercambiar opiniones con vosotros/as la noche previa a las jornadas y ver vuestra tarea incansable para que todo saliera bien. Aquí tenéis un colaborador para siempre. Gracias por vuestro buen trato.

2.Comprobar, una vez más, lo lejana que está la literatura sobre políticas de juventud con la realidad. Parecen dos mundos opuestos y que apenas se tocan. Como escribía Pep Montes en su magnífica participación en la Revista de Estudios De Juventud n º 94 de septiembre de 2011 "Las políticas públicas de juventud. Dos retos pendientes: la proximidad y la consolidación profesional" (de lo mejor que he leído sobre el tema) publicada por el INJUVE, "El desarrollo de las políticas de juventud en España se ha presentado casi siempre en un marco de debate y discusión teóricos que, sin ser despreciable por su valor técnico e incluso científico cuando era la consecuencia lógica de análisis sociológicos de calado, en escasas ocasiones ha tenido la virtud de resultar útil desde el punto de vista práctico". Este es el primer párrafo de un texto que recomiendo a quienes se dedican a esta digna profesión. Quizás, la razón por la que puse en marcha este blog en 2012 fue esa, intentar hablar sobre políticas de juventud con los dos pies en lo cotidiano.

3. Igual que, a veces, soy duro con representantes políticos/as de juventud, en esta ocasión me tengo que quitar el sombrero ante un grupo de 10 concejales/as preocupados por lo que se hace en su localidad, reconociendo sus errores cuando al principio no han confiado en su personal técnico y asumiendo después que quien sabe sobre juventud son los y las profesionales y, por tanto, hay que hacerles caso. Su implicación y su participación en la jornada desde las 9,30 de la mañana hasta su conclusión más allá de las 19 h., no es a lo que estoy acostumbrado. He visto más eso de llegar, la foto y a otra cosa que estoy muy ocupado/a. Bravo por vosotros y por vosotras, ennoblecéis la política.

4. Profesionales de juventud de diferentes Ayuntamientos o de la Diputación provincial que llevan muchos años al pie del cañón y siguen con ilusión en lo que hacen e intentando ser útiles a la población joven. Muy reconfortante encontrarme con vosotras/os y espero que haya más ocasiones. Vuestra aportación debe tenerse en cuenta. Se me hicieron cortas las cañas y haber tenido tiempo para un buen rato de plática más.

5. Verificando, de nuevo, el pobre reconocimiento que tiene la profesión. Trabajadores/as a jornada completa contratados/as por Ayuntamientos haciendo una ingente tarea y que cobran una miseria. Es una injusticia absoluta.

6. Tristeza por el abandono de pequeños pueblos en donde con la escasa población joven que existe hay que buscar lugares de reunión en instalaciones cerradas mientras no llegue el verano que de nuevo dejará sin, al menos, ese sitio para encontrarse con los y las jóvenes, llevando estufas para no morir de frío. 

7. Andalucía, la Comunidad Autónoma con más población del estado, sigue debatiendo desde hace varios años sobre una Ley de Juventud que no sale y sobre qué hacer con el Consejo de la Juventud de Andalucía que ahí sigue, en el limbo. El Instituto Andaluz de la Juventud, mientras, parece que está dedicado a sus cosas que imagino también serán sobre juventud.

8. Siempre he defendido que son necesarias personas jóvenes que se dediquen a la mediación entre la administración local y los y las jóvenes. En esa línea, la Diputación Provincial tiene los denominados Agentes de Dinamización Juvenil, pero habría que profundizar en su situación laboral.

9. La participación  sigue estando muy presente en boca de quienes nos dedicamos a estos temas, pero parece que esto no va con la administración pública. Son pocas las localidades que tienen iniciativas como Creando Futuro, el  proyecto Cantera u otras propias creadas al efecto, si bien es plausible que se apoyen desde la Diputación fórmulas como el Parlamento Juvenil, pero no olvidemos que primero viene educar para participar.

10. Que como los y las profesionales nos encontramos poco y la administración parece que no quiere convocar este tipo de eventos con quienes les sacan las castañas del fuego,  a veces queremos hablar de todo lo relacionado con políticas de juventud en un mismo espacio de tiempo, y es imposible. Tenemos que intentar hacer eventos sectoriales: objetivos, estructura, condiciones laborales, programas y proyectos, financiación, organización, características de los y las jóvenes, funcionamiento de locales de juventud...y así poder centrarnos en una parte y no en el todo, que es muy complicado. Que sea una asociación vocacional quien tenga que hacerlo y no la administración pública que ni siquiera apoya a su personal para que asista a este tipo de formación (han de pedir el día e incluso no cobrarlo) es simplemente un disparate.

11. Que el debate de las edades a las que atendemos está muy presente. Sigo siendo partidario de dirigirnos al colectivo entre los 13 y 24 años, y entiendo que si se hace bien podemos hacer una transición para que chicos y chicas de 11 o 12 años estén deseando participar en lo que hacemos, pero no estoy de acuerdo que, sin criterio alguno,  lo mismo estemos para servicio de guardería que para informar sobre vivienda a personas adultas de 35 años. Con los medios que tenemos y encima ser el lugar en donde todo cabe. No.

12. Que los y las profesionales de juventud de muchas partes del estado están cansadas/os de organizar actividades de entretenimiento sin objetivo alguno. Cualquier actividad se puede convertir en educativa en el tiempo libre, sí, pero para eso hace falta tener una estrategia, unos objetivos previos de qué quieres conseguir con ese pasatiempo. Si  sólo es eso, un pasatiempo, lo puede organizar cualquiera. Si hay que estar atentos/as a procesos y ritmos, es necesaria la presencia de profesionales de juventud.

13. Que me gustaría saber en qué otros departamentos de la administración el personal destinaría dinero y tiempo para asistir durante mañana y tarde a un evento formativo para mejorar en su profesión, pagándose su desplazamiento, desayuno y comida.

14. Proyectos interesantes entre localidades de distintas provincias de una misma Comunidad Autónoma que se encuentran con todas las trabas burocráticas del mundo. Hemos de potenciar más hacer políticas locales, en colaboración con todos los agentes que intervienen en el municipio y coordinarnos mejor entre nuestra institución y también con las poblaciones cercanas.

15. Que la administración sigue el tema de moda de turno y si ahora toca,  pues doy una subvención de cuatro duros para unos talleres y todo arreglado y, claro, las localidades ávidas de financiación lo toman. También me sorprende eso de que las administraciones locales compitan entre ellas por unas subvenciones. La jungla.

16. Que sigo sin saber si Garantía Juvenil está hecha para dar una oportunidad laboral o formativa a los y las jóvenes o para que estos/as se inscriban en una base de datos.

17. Es importante que este tipo de asociaciones profesionales sean fuertes. No sólo para defender la dignidad de la profesión, sino para diseñar estrategias y actuaciones que sean útiles a los y las jóvenes. Para ello, no es suficiente con cinco personas, deben ser muchas más quienes den vida a estas necesarias entidades y que no  estén compuestas en exclusiva por personal técnico de juventud, también por otras profesiones que trabajan con jóvenes. En esto, la Asociación Catalana de Profesionales de Políticas de Juventud es una referencia. El objetivo último: una asociación de carácter estatal fuerte (dejadme también que, por un momento,  me evada de la realidad y sueñe).

18. Por último, dar de nuevo las gracias a quienes estuvisteis allí porque quien aprendió fui yo. Un abrazo a Provincia Dynámica y que la fuerza os siga acompañando, el lado oscuro sigue ahí fuera.



PD: Lado oscuro = quienes teniendo la responsabilidad,  ni hacen ni dejan hacer.










2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a vosotros/as, fue un auténtico placer compartir la jornada en Sevilla.
      Saludos.

      Eliminar

Este es un lugar para reflexionar, dialogar y exponer. Utilizalo como tal.