Páginas vistas en total

jueves, 26 de abril de 2012

¿Qué somos los animadores socioculturales? Temas para el debate.



Vivimos con una guerra de denominaciones en el mundo de la animación sociocultural (a mí me sigue gustando llamarla así) por la cual una variada gama de profesionales del sector lucha por decir que esta es mi parcela, como si esto fuera el sector agrícola  o el de las telecomunicaciones. Aquí no deben existir parcelas, ni corporativismos, ni lucha de cuerpos docentes. Nuestra razón de ser son los destinatarios de nuestras intervenciones y no las intervenciones en sí.


Recuerdo que me decían cuando empecé que esto de la animación es muy ingrato y que el auténtico animador ha de ser aquel que tenga muy claro que su objetivo es hacer funcionar a un grupo de forma autónoma y cuando lo consiga ha de desaparecer y huir de cualquier protagonismo.

No se debe esperar el reconocimiento. Como basemos nuestro trabajo en eso nos equivocamos y, en definitiva, no sabemos muy bien dónde estamos. Nuestra recompensa está en ver cómo unos chavales con los que trabajamos tiempo atrás y nadie daba un duro por ellos, se convierten en ciudadanos interesados por lo que les rodea, no hace falta que sean ingenieros aeroespaciales, sólo buenos ciudadanos. Ese sí es nuestro mérito, pero debemos de ser conscientes que es un premio que se vive de forma personal y que te da las suficientes fuerzas para seguir adelante. ¿Y si no es suficiente con ese sentimiento personal? Pues tenemos un problema y lo mismo es que no sabes dónde te has metido.

Monitores, directores, animadores, mediadores, educadores sociales, trabajadores sociales, psicólogos, pedagogos, maestros, incluso abogados reciclados, diplomados en relaciones laborales, todos dentro de la animación sociocultural y unos a otros diciéndose los que sí pueden trabajar en este mundo y los que no y mientras parece que lo menos importante son los destinatarios. Pues mire, oiga, pues no. A mí ustedes, todos en conjunto, me importan un pimiento. Lo que tienen que ser es buenos profesionales y que tengan claro qué supone trabajar en esto de la animación sociocultural. Sí, se trabaja fuera de horario, fines de semana, responsabilidad extrema cuando trabajas con menores, nulo o escaso reconocimiento social (aviso a trepas) y encima que nadie de tus amigos entienda lo que haces. Todos creen que te dedicas a hacer jueguecitos con los jóvenes y que esto no es un trabajo, más bien un hobby por el cual te pagan algo pero no es un trabajo serio. Y por más que lo expliques, no lo van a entender y al final dirás cuando te pregunten en qué trabajas: - cosas para jóvenes-.

Lo mismo la culpa la tenemos nosotros, que desde que este invento se puso en marcha seguimos sin tener un órgano que represente a la profesión y no sólo a colectivos corporativistas que restan importancia a los destinatarios para dárselo todo a los profesionales y eso en el sector maderero a lo mejor vale, en este no, sobre todo si te dedicas a la intervención con personas de forma directa y no a escribir artículos y publicaciones en un despacho, como única herramienta de tu trabajo.

No se trata aquí de seguir con el debate absurdo de los teóricos y los prácticos. Son dos cosas complementarias y que se necesitan mutuamente de forma continua. Un práctico sin formación teórica no sabe lo que está haciendo, y un teórico sin formación práctica, tampoco. Si no miras a los ojos de la gente siempre te faltarán matices para analizar.

Todo esto forma parte de un debate más amplio y que alguna vez debería de abordarse de forma sincera y seria. Pero debemos de tener claro que si vamos a hablar de animación sociocultural, es  decir, de trabajar por la dinamización social de las personas, lo importante es analizar métodos, contenidos, situaciones, sectorialización y lo de los horarios, reconocimientos, títulos, etc…es también importante, sí, pero secundario.

Si buscamos la burocratización del sector, una guerra de titulaciones entre profesionales, marcaje de horarios y estipular taxativamente las obligaciones, podrá ser muy bueno para los trabajadores pero eso habrá que conjugarlo con los intereses de los destinatarios ya que si no es así, no sé qué estaremos haciendo ni si sabremos dónde hemos elegido trabajar.

Hemos de ser vigilantes también con lo que está sucediendo en la red. Desde “lo social” estamos dando una importancia vital al 2.0. Perfecto. Creo que es importante pero, igualmente, no debemos estar todo el día en la red mirándonos el ombligo y dejando que lo virtual lo haga todo. Es clave, sí. Importante, sí. El presente y el futuro, sí. Pero no deja de ser una herramienta al servicio de nuestro interés: la dinamización social de la personas, vuelvo a incidir.

A partir de aquí todo es debate, todo diálogo, hecho, por otra parte, inherente a este mundo de la animación sociocultural.

PD: Recordatorio sobre las características de un dinamizador de grupos:

-      No juzgar.
-      Huir del poder de referencia.
-      Evitar el protagonismo.
-      Saber escuchar.
-      Eludir las preferencias personales.
-      Ser flexibles.

Y tú, ¿las tienes?

PD: Hace bien poco, una animadora con años de experiencia me comentaba que la dificultad en poner en marcha programas de participación no es por parte de los jóvenes, que se acostumbran con el hábito de hacerlo, sino de nosotros, los profesionales, que no estamos dispuestos a que un grupo de chavales nos digan lo que quieren hacer porque no los creemos capaces y somos nosotros quienes tenemos que marcarle directrices a los pobrecitos que no saben.

PD: Puede que sea todo cuestión de analizar por qué nos hemos metido en esto. A mí me insistieron que lo importante no era mi trabajo en sí sino la repercusión que tuviera en un grupo de jóvenes y lo que fuera capaz de motivarlos para que ellos mismos buscaran sus propias respuestas.

Para gustos, colores.

3 comentarios:

  1. Tema peliagudo éste. Soy educadora social y la verdad tampoco me había planteado alguna de las cosas que dices pero reconozco que en mi colegio profesional no nos hablan mucho de la importancia de los destinatarios y sí de la regulación de mi trabajo. En fin, un poco de autocrítica tampoco nos viene mal.

    ResponderEliminar
  2. Cada uno tenemos nuestra opinión según nuestras vivencias. Lo único que creo que tenemos que hacer es ser honestos en nuestro trabajo y saber en qué consiste y para qué estamos ahí.
    Gracias por participar y espero que lo sigas haciendo.

    ResponderEliminar
  3. Hola.

    Siendo este un tema muy importante el que tratas en tu post para mi, y muchos compañeras/os, y siendo este tema indispensable para lo más importante de la ASC los receptores y destinatarios de la misma, creo que no voy desencaminado en dejar este comentario.

    Partiendo de la base que el todo de una dinamización, intervención social etc es la persona, podemos y debemos exigir que la persona en la que se ponen ciertas esperanzas para que dinamice el grupo este formada y pueda asumir esa responsabilidad con un buen hacer.

    Si claro, ante toda iniciativa tengo claro que es necesario implicación, tener ganas, estar motivado, ser servicial, creer en lo que haces, tener voluntad de hacerlo (que no siempre ser voluntario), etc, pero creo que debemos ir un poco más haya, sin desvalorar aquellas personas que aún sin formación especifica, o con formaciones basicas incluso en ocasiones podria arriesgarme a valorarlas de "precarias" estan consiguiendo dinamizar grupos con notoria eficacia (que grandes serian con recursos y formación de calidad).

    Pero creo que debemos pararnos y reflexionar que el trabajo con personas debe realizarse y exigirse que se realice con una serie de garantias, y estas garantias las ofrece la formación. Si, es verdad que solo con formación no se consigue nada, pero como ya he comentado antes doy por supuesto (mentira pero hay que asumirla inicialmente por que realmente los casos contrarios son minimos), que todos estudian una profesión social por vocación.

    Entonces llegamos al caso que tanto un Monitor de Tiempo libre, como un Educador Social, Trabajador Social, Animador sociocultural (TASOC), Integrador social (TISOC), etc tienen una formación, pero es en la mayoria de los casos una formación fragmentada (no tanto en los Educadores sociales que sirven para todo pero no especialistas en nada hasta conseguir un master en alguna rama especifica), y así es como por momentos no podemos pedir a un técnico en Integración social que realice un campamento (competencia del Monitor de Tiempo libre), o un Animador sociocultural realice ciertas actividades con una persona discapacidtada (funciones del Integrador social, terapia ocupacional etc..)

    Comprendeis por donde voy?

    Vuelvo a repetir ni todos los titulados y formados tienen actitudes y aptitudes para ejercer ni toda la persona sin esas formaciones estan sin esas actitudes y aptitudes. Pero es probable que una persona muy apta, con una formación llegase a ser excelente.

    Ahora centrandonos en el tema de la Animación sociocultural, creo que llevamos ya más de 10 años con un ciclo formativo de cerca de 2000 horas entre teoria y practica (740 horas practicas) donde Educación ha otorgado una serie de competencias a quienes lo cursan.

    Es hora de que esas competencias puedan ser asumidas y que no sea la propia administración a traves de sus Aytos o desde sus servicios de empleo provinciales o autonomicos quienes lancen formaciones escasas (entre 200 y 300 horas con practicas incluidas) y se ocupen puestos de trabajo con los Epigrafes de Animador sociocultural.

    Puedes verlo como corporativismo, como defender una titulacion o un papel, pero creo que es ir un poco más allá de ese discurso y reconocer que hay mucha gente que se ha dejado 2 años de su vida formandose en un CFGS para que despues por mero echo de que no se ha reconocido "esa segmentacion" que comentas de competencias no puedan ejercer.

    Espero que podamos seguir debatiendo sobre esto.

    Dias atras en mi blog y en facebook hemos sacado a la luz un curso que ofertaban de 180 horas sin practicas que afirmaba formarte como Monitor de Tiempo Libre y Animador sociocultural abalado por una Universidad Española. De eso es de lo que nos quejamos

    Un tema que podriamos debatir es el voluntariado. Que se puede hablar y creo que se debe hablar.

    Pero esto quiza mejor en otra historia....

    NUESTRO BLOG: http://ascprofesional.blogspot.com

    NUESTRO TWITTER
    @redtasoctisoc



    ResponderEliminar

Este es un lugar para reflexionar, dialogar y exponer. Utilizalo como tal.